RarePlanet.org, as you know it, will retire in spring, 2014. Please visit www.rare.org for new and improved content and subscribe to the e-newsletter for continued Rare stories and updates. Thanks for your contributions. We look forward to hearing from you on Rare.org!

Campaign for Effective Fire Management/Biosphere Reserves Ria Lagartos and Ria Celestun, Yucatan (2nd campaign)

Blog

Mi historia de éxito

Desde el inicio de este proyecto, las expectativas por conocer hasta donde podríamos llegar en una iniciativa conjunta entre gobierno y sociedad, fueron muchas; la incertidumbre respecto que tan confiable sería la imagen que proyectaríamos a nuestras audiencias y que tanto podríamos avanzar respecto experiencias anteriores, estuvo latente.   En contexto, nuestra organización Niños y Crías A.C. (N&C) había iniciado acciones en el tema de manejo del fuego en la Reserva de la Biosfera Ría Lagartos y su zona de influencia, desde el año 2002. Durante los últimos 8 años, habíamos logrado una buena comunicación y coordinación con el equipo operativo del área natural protegida, pero en muchas acciones en campo, íbamos de forma solitaria.   Ya fuera por una agenda de trabajo apretada o por limitación presupuestal y de personal, lo cierto es que durante las dos intervenciones tiempo completo previas esta campaña, casi todo el trabajo de campo que considera: la integración de los comités municipales para la prevención y el combate de incendios; la formación, capacitación y equipamiento; la realización de una campaña de mercadeo social; entre otras, lo realizamos sin participación de equipo operativo de la Reserva.   Esto no significa que careciéramos de su apoyo, nosotros más bien lo interpretamos como un voto de confianza de la CONANP hacia nuestro trabajo; algo que sin duda nos parecía un reconocimiento a nuestra trayectoria y seriedad. Sin embargo, con cada avance, empezó a ser evidente que la necesidad de que el personal del ANP estuviera involucrado. Esto permitiría, por un lado, capacitarlos en combate, coordinación, niveles de mando, estrategias, ante un eventual incendio. Por otra parte,  las diferentes actividades programadas, ayudarían a este personal de campo de la Reserva, a facilitar un acercamiento con las comunidades en el tema y a ser vistos como un interlocutor con conocimiento en el tema y una ayuda en potencia ante cualquier incendio.   Por lo anterior, cuando inicia este nuevo proyecto sobre manejo del fuego, las oportunidades de atender estos aspectos, se convirtió en un objetivo deseable a sumar entre aquellos de conocimiento, comunicación y cambio de actitud de los agricultores de la región, nuestra audiencia meta de la campaña.   Así, con esta tarea deseable identificada desde un inicio, arrancaron las actividades del proyecto. De igual forma, el primer reto a desarrollar en paralelo fue convocar a todas las instituciones públicas (municipales y estatales), así como a las privadas, a trabajar juntos y de forma coordinada en este importante tema.   Esto era primordial ya que para la temporada de incendios 2009, Yucatán fue una de las entidades con mayor afectación por incendios de todo el País.(1)    Antes de esto, las diferentes instituciones trabajaban cada una según su propia agenda de responsabilidades, sin mucha comunicación entre colegas de otras organizaciones; lo anterior no significa que sus esfuerzos no fueran relevantes, solamente que sus impactos de conservación quedaban fragmentados por la división de agendas, tiempos y compromisos. En otros casos, los menos por fortuna, ocurría que se duplicaban iniciativas o se volvían de realizar posteriormente, por desconocimiento de algún avance previo en el tema.   Resultados.   De acuerdo a las cifras de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), la superficie total siniestrada (número de hectáreas) disminuyó de un total de de 4,474.1 ha (2009) a 1,200 ha (2010), lo que corrobora que  tuvo una fuerte disminución en cuanto a superficie afectada. Igualmente hubo una disminución en cuanto a la cantidad de incendios por temporada, al bajar de un promedio de 6 incendios por año (período 2006-2009), a únicamente uno durante la temporada 2010, período de ejecución del proyecto.   Ahora bien, más allá de estos resultados cuantitativos que son por si solos relevantes, es igualmente importante destacar algunos aspectos de coordinación interinstitucional que nos motivan a seguir trabajando con ahínco y nos brindan mayor certidumbre respecto las posibilidades de mantener alianzas con otros actores locales, así como de encontrar nuevos socios en la etapa de seguimiento:     Nuestro primer éxito fue lograr la ocurrencia de fondos de contraparte provenientes del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza para complementar varios de los objetivos propuestos en el proyecto de la campaña.  Estos recursos económicos fueron fundamentales para poder resolver diferentes aspectos no previstos que surgieron a lo largo del proceso de aplicación de la campaña. A manera de ejemplo podemos citar la falta de calendarios y permisos de quemas para la temporada; ante este vacío, con estos fondos pudimos pagar su diseño e impresión para que estén en tiempo y forma en las comunidades meta, siendo la única región del Estado donde se contó con estos documentos de apoyo. Su importancia radica en que una vez que finalizó la temporada estamos capturando la información para poder establecer una línea de base sobre el número de permisos otorgados por temporada y por comunidad, así como la ubicación geográfica de cada predio en donde se practicó una quema controlada.   Posteriormente convocamos a otro actor social relevante en la región, Pronatura Península de Yucatán (PPY) para que su agenda de actividades fuera compartida en aquellos puntos donde había objetivos similares.  Juntos trabajamos en un plan o “Protocolo de comunicación y coordinación de emergencias por incendios forestales” para toda la región, que tuvo oportunidad de ser probado con éxito, ya que al presentarse el único siniestro de la temporada, la coordinación entre las partes firmantes (comisarías, Reserva, CONAFOR, Niños y Crías) fue efectiva y la velocidad de respuesta de los “socios” evitó que el fuego cobrara una mayor magnitud.   A partir de estos resultados preliminares, hoy existe un acuerdo verbal entre PPY y N&C para hacer una mezcla de sus recursos para, juntos desarrollar un plan de protección comunitario para la temporada 2011. Igualmente existe un acuerdo para incorporar los datos de los permisos de quema 2010 por comunidad, para alimentar una base de datos sobre el tema que PPY tiene dentro de su  “Centro Pronatura de Información para la Conservación (CPIC), mismo que tiene por objetivo administrar, generar y actualizar información cartográfica digital y bases de datos. Esta información permitirá a diversos tomadores de decisiones en el futuro, contar con mayor información para un mejor planteamiento de metas y acciones sobre el fuego.   Por último, debemos destacar que al finalizar nuestra exposición en el acto de clausura de las campañas RARE de la cohorte Guadalajara 7, el Sr. Juan Manuel Frausto, Director del Programa de Conservación de Bosques, del área de conservación; que asistió como experto en representación del Fondo Mexicano para la Conservación de la Naturaleza A.C.nosofreció a los coordinadores de la campaña, la oportunidad de contar con un experto que nos permita sistematizar este proyecto de éxito, para poder compartir con otros líderes del País con trabajo en “manejo del fuego” nuestras experiencias y su posibilidad de replicabilidad.   Finalmente cada quien puede elegir aquellos resultados que en su opinión y perspectiva mejor ilustran una experiencia de éxito, en lo que respecta a mi persona, el mayor logro que pude alcanzar, fue poder trabajar de igual a igual con productores agrícolas y seguir contando con su amistad y respeto una vez concluido esta etapa del proceso; algo que sin duda siembra confianza, una “semilla” que es indispensable para cosechar resultados.    

 

   

Comments (0)

Translate Content: